Escrito por: Esteban Gómez // No Comments

Antes de aceptarlo debes verificar algunos detalles elementales

  • Comprueba que el paquete está remitido por el vendedor.
  • Asegúrate también de que tu nombre figura en la etiqueta del paquete, cosa que el pedido no vaya destinado a otra persona.
  • Cuando abras el paquete, rompe los precintos cuidadosamente, evitando estropear los embalajes. No desgarres los cartones, bolsas, corchos protectores, etc. Luego, comienza por hacer recuento de los elementos recibidos. Asegúrate de que el producto recibido es exactamente el que tú habías pedido, y que incluye todo los accesorios, documentos y complementos previstos.
  • Debes de recibir una factura, ya sea en el propio paquete o por correo aparte. Comprueba algunos detalles de ese documento. Nuevamente tienen que aparecer ahí los datos de la empresa, la fecha, el número de factura, el producto y su coste. Si hubiera gastos de transporte o impuestos, también deben estar desglosados. Comprueba que el total corresponde exactamente a lo que te han cobrado. Guarda la factura. Si algo está mal, o si no te han enviado la factura, reclama.

 

Nota: Aplica para retiro en Counter o entrega a domicilio

 

Pago contra-reembolso
  • Si vas a pagar contra-reembolso, comprueba que te cobran lo previsto. Si te piden otra cifra, no aceptes el paquete: probablemente contiene un producto distinto al que habías solicitado.
  • Quien te haga la entrega, te exigirá que firmes su recepción. Es obligatorio que te dejen una copia de ese documento (u otro), y en dicho escrito debe estar firmado el cobro. Comprueba que la cantidad esté correctamente anotada, y guarda ese documento que acredita el pago.

 

Probando el Producto – Aplica para productos electrónicos, juegos, etc.
  • Antes de usar el producto, léete las instrucciones para su correcta instalación y/o preparación. Conviene que durante los primeros días te asegures de que el producto va a cumplir todo lo que se espera de él. O sea que debes probar todas sus posibilidades, para asegurar que funciona perfectamente. Procura hacer esto en los dos o tres primeros días, tras la recepción, porque en esos primeros días todavía tienes posibilidades de devolverlo.
  • Guarda los embalajes por si acaso tienes que devolver el producto.
Be Sociable, Share!