Qué hay que saber sobre los Términos y Condiciones de iTunes

Qué hay que saber sobre los Términos y Condiciones de iTunes

Escrito por: // En fecha: May 12, 2011 // No Comments

En una reciente entrevista llevada a cabo por la cadena de noticias CNN, Mark Grossman y Jonathan Handel, dos abogados especializados en los medios digitales, en tecnología y en propiedad intelectual, discutieron sobre los “Términos y Condiciones” de iTunes, destacando cuáles son los aspectos o cláusulas más importantes.

Los “Términos y Condiciones” de iTunes suelen aparecer cuando se instala o actualiza esta aplicación o, esporádicamente, cuando Apple les realiza alguna modificación. Por lo general, consiste de un documento de más de 50 páginas donde se muestran los derechos legales, las condiciones de uso de la aplicación y los permisos que uno accede a dar por hacerlo. Es un contrato.

Ambos abogados reconocen que es un documento largo y tedioso, y que nadie lo lee (incluso, ellos admiten no hacerlo). Agregan que Apple no es la única compañía que tiene este tipo de documentación, otras tiendas online, como Marketplace de Google Android, también presentan un contrato en su acercamiento al usuario y, según Grossman, esto no es algo malo:

No es que Apple esté actuando mal. La mayoría de las personas aún no entienden los derechos digitales.

Handel y Grossman también resaltan dos aspectos: por un lado, a partir de una ley sancionada en el año 2000 en Estados Unidos, hacer click en “Agree” o “Acepto” actúa como una firma electrónica, y tiene la misma validez legal que firmar un correo electrónico con nuestro nombre o un documento con tinta. Por el otro, dicen que sería mejor si existiese la posibilidad de leer solamente qué cosas han cambiado –legalmente hablando– en cada actualización de iTunes, en vez de tener que atravesar 50 páginas otra vez.

Cláusulas claves de los Términos y Condiciones de iTunes
En términos generales, estos abogados digitales dicen que ningún apartado del contrato les sorprendió, y que los usuarios no tienen mucho de qué preocuparse. Sin embargo, tanto Grossman como Handel dicen que hay tres cláusulas que deberían tenerse en cuenta.

1.Genius. Los términos dicen, “Cuando active la función Genius, Apple utilizará estos datos y el contenido de su biblioteca iTunes, así como otra información, para ofrecerle recomendaciones personalizadas.”

Como muchos de los usuarios de iTunes sabrán, Genius no sólo agrupa canciones del mismo género pero también recomienda nueva música para descargar de acuerdo a las listas de reproducción. Grossman plantea que esto no es algo para entrar en pánico pero que las personas deben saber a dónde va su información personal.

2.Pérdida de Compras. Esta cláusula dice, “Los Productos podrán ser descargados una única vez y no podrán ser sustituidos si se pierden por cualquier causa. Una vez descargado un Producto, Ud. será responsable de no perderlo, destruirlo o dañarlo, y iTunes no será responsable frente a Ud. en caso de pérdida, destrucción o deterioro del Producto.”

No hay mucho que aclarar al respecto. Una vez descargado el producto, Apple se desliga por completo y las responsabilidades de su cuidado y mantenimiento pasan a ser del comprador. Básicamente se está diciendo, “debería haber hecho un backup”.

3.Concesión de Licencias. Estos términos dicen, “Ud. reconoce que el Servicio, incluyendo a título enunciativo, que no limitativo, los Productos, los gráficos, la interfaz del usuario, los clips de audio, los clips de video, el contenido editorial y los scripts y el software utilizados para implantar el Servicio, contienen información y material de carácter privado que son propiedad de iTunes y/o sus licenciantes y están protegidos por la legislación aplicable sobre propiedad intelectual y por otras leyes(…)”.

Puede sonar medio confuso y difícil de entender pero Handel lo explica del siguiente modo: cuando se hace alguna compra en iTunes, se está pagando por la licencia para escuchar la canción o para ver una película en nuestros iPhones o cualquier otro dispositivo de Apple. No se está comprando el producto en sí, su propiedad, realmente no se puede ser propietario de éste.

Algunas consideraciones
Sin lugar a dudas, una incógnita central en este tema es por qué los términos de iTunes son tan largos. Es evidente que un documento tan extenso no se presta a la lectura, que un usuario común no lo leerá, mucho menos si está entusiasmado por utilizar determinado producto o servicio.

En comparación, los Términos y Condiciones del Marketplace de Google Android tienen alrededor de 5 páginas (Android posee alrededor de 200.000 aplicaciones mientras que la App Store de Apple más de 350.000). De acuerdo con Grossman, acortar o reducir el contrato de iTunes podría llegar a poner a Apple a demandas u otras acciones legales. En adición, Handel plantea que la extensión de éste no es responsabilidad exclusiva de Apple sino que existe mucha presión por parte de grandes proveedores y de sellos discográficos para proteger sus contenidos. Como resultado, se obtiene un documento de 50 páginas.

Por otro lado, ambos abogados acuerdan en que muchos de los términos y palabras utilizadas deberían ser más accesibles, deberían ser cambiados para que los usuarios puedan comprenderlos sin mayores problemas. Además, agregan, sería muy útil si aclarasen con exactitud qué es lo que se está pagando:

Estás pagando por esto pero no estás pagando por esto otro. ¿Si pierdo algo, a quién debo llamar? Estas son algunas cuestiones que deberían ser aclaras y puestas en relieve.

A partir de las declaraciones de Grossman y Handel, un vocero de Apple declaró que la compañía no haría comentarios al respecto, por lo que Apple no deja en claro si tomarán o no en consideración estas sugerencias. Mientras tanto, los usuarios deberían, por lo menos, pegarle una rápida mirada a los términos cada vez que se actualizan.

Be Sociable, Share!