Escrito por: Esteban Gómez // No Comments

Conozca el sitio bien antes de comprar
Procure hacer compras en sitios que usted ya conoce. De otra manera, investigue antes de comprar. Si decide hacerlo, pruebe primero con un producto barato para asegurarse de que el sitio es confiable.

Por lo general, los negocios confiables publican en su sitio una dirección física y como mínimo un número de teléfono. Hable y trate de determinar si el comercio es legítimo. Haga preguntas. Usted puede llamar a cualquier hora ya que muchos negocios cuentan con conmutadores, especialmente si no quieren perder la oportunidad de vender algún producto o servicio. Pregunte cuál es la política sobre las devoluciones de mercancía. Averigüe si ofrecen reembolsos o si dan otro tipo de crédito.

Trate de verificar la dirección de un negocio con la ayuda de algún amigo o miembro de familia que viva en la misma ciudad donde se localiza la compañía. Recuerde, cualquiera puede tener una página de internet.

También suele ser señal de garantía haber oido hablar de ella en otros medios de comunicación: Televisión, radio o prensa.

Comuniquese
– En el caso de adquirir un producto de un coste importante, es una buena idea hacer una llamada telefónica o comunicarse via correo electrónico para personalizar más la compra.
– Siempre que usted tenga alguna duda acerca de cómo realizar el pedido, si el pedido se ha realizado adecuadamente, si el pedido no llega en el tiempo indicado… no dude en ponerse en contacto con el establecimiento.  Éste debería solucionarle todos los problemas que usted tenga.

No es aconsejable comprar en webs que no facilitan contactos telefónicos y en las que la dirección no está clara, ni tampoco en las que resulta difícil contactar. Una eventual reclamación puede convertirse en una pesadilla.

La web no debe anular otros medios de comunicación, sino que éstos deben complementarse.

Desconfie
Debe desconfiar de super-gangas imposibles, piensa que todo tiene un coste y que pudieras ser objeto de un fraude. En todo caso, si el producto y la tienda lo permiten y el costo no es muy elevado, pagar contrareembolso siempre da una garantía adicional a la compra.

Compare precios
Antes de decidirse a comprar un producto es conveniente hacer una comparativa del mismo dentro de los distintos establecimientos on-line que conocemos o de los que hemos oído hablar. También son útiles los comparadores de precios o el propio buscador de Google.

Precio final
Hay que tener mucho cuidado con el precio final de compra, hay páginas que para atraer usuarios anuncian los productos sin IVA y después cuando se realiza la compra, resulta que el precio final era más alto de lo que se anunciaba en un principio. Esta información debe de estar muy clara desde el principio.

Disponibilidad
Asegúrate de que lo que vayas a comprar esté disponible en stock, si la página no especifica esta información tampoco es buena señal.

Lee todas las condiciones de la compra
Constantemente hacemos caso omiso a este apartado. Por lo general damos a la pestaña aceptar sin leer las condiciones que se nos ofrecen y luego nos podemos llegar a llevar más de un susto.

Evite la compra no segura
Por norma general todos los establecimientos de venta on-line ofrecen un servicio de venta segura. La compra segura implica que nadie puede conocer la transacción ni ver los datos introducidos.

Revisa periodicamente  la evolución de tu pedido
Por norma general cuando se efectúa una compra el establecimiento facilita un código de acceso, con el que el usuario en cualquier momento puede acceder al historial de su pedido.

Lea la política de privacidad y seguridad del sitio
Todo negocio electrónico confiable ofrece información sobre su transacción. Por lo general puede conocer esa información en una sección llamada “Privacy Policy”. Es ahí donde conocerá el destino de sus datos personales: ¿serán vendidos a una tercera persona o a un negocio afiliado? En el caso de que vendan, ¿se requiere a las compañías compradoras de no contactar a los consumidores? Si no, lo más probable es que usted recibirá correspondencia electrónica “spam” (masiva) o hasta mercadotecnia por correspondencia tradicional o llamadas por teléfono.

Usted puede conocer cómo el negocio obtuvo su información y si la comparte con otras compañías. La política de la compañía está disponible en la sección “Policy Notice” o bajo el nombre de “Security Policy”. Busque negocios que pertenezcan a un programa que identifica a las compañías cibernéticas que voluntariamente realizan políticas favorables a la protección de la privacidad. Tales programas incluyen a TRUSTe y BBBonline.

Su información no necesariamente está segura, aunque la política del negocio diga lo contrario, ya que las políticas pueden cambiar.

Un negocio puede declararse en bancarrota y vender su información. Asimismo, un negocio puede ser adquirido por otro que opera bajo diferentes reglas o una corte podría citar legalmente las bases de datos de consumidores de una compañía.

Usted, como millones de personas, tiene poco control sobre el uso de su información en éste tipo de casos.

Por lo tanto, recomendamos que considere en todo momento qué tan valiosa es la información que está por proveer. Nuestras recomendaciones en este sentido son limitadas, ya que cada cliente tiene un sentido diferente de lo que es valioso para ellos.

Las páginas web de los fabricantes
En el caso de poductos industriales, es conveniente visitar la página web del fabricante. La dirección de ésta suele ser www.el nombre de la marca.com. Como alternativa siempre podemos recurrir a Google y hacer una búsqueda del nombre de la marca. Normalmente Google nos presentará la web de la casa como primera opción.

Servicios adicionales
El comercio electrónico es un servicio que te debe facilitar las cosas, así que fíjate si la página en cuestión tiene links a foros, vídeos sobre los productos, comparativas, centro de atención al cliente y cualquier otro tipo de servicio que te pueda ayudar a tomar una decisión o resolver cualquier incidencia.

Opiniones de consumidores
¿Qué cámara digital es mejor? ¿Es confortable el coche que me gusta? ¿Que trato dispensan en tal hotel?

Estás preguntas que todo consumidor se hace, tienen respuestas en Internet, estos sitios aglutinan información introducida por los mismos usuarios. Así, en principio, podemos tener información objetiva de la mano de otros consumidores. Naturalmente, nosotros también podemos introducir nuestras opiniones y así poner nuestro grano de arena.

¿Porqué iban los internautas a escribir su opinión? Por un lado en Internet la gente suele ayudar más a los otros que en el mundo físico, la gente está más dispuesta en participar y en compartir sus opiniones, así que es algo relativamente normal. Por otro lado, también es verdad que muchas de estas webs sortean algún premio entre los participantes, así que algunos internautas pueden estar escribiendo su opinión solo para tener opción al premio.

Por último, comentar que tampoco debemos creernos estas opiniones al pie de la letra. Hay que desconfiar de las opiniones de color de rosa, que tal vez pueden haber sido escritas por la propia empresa que comercializa el producto, o las totalmente desfavorables, tal vez escritas por la competencia. En todo caso, son un elemento más de información que puede ayudarnos a decidir.

Páginas web de interés

Tanto opiniones de usuarios y comparadores de precios:

www.dooyoo.es www.es.ciao.com www.epinions.com

www.livra.com www.dmoz.org (*)

(*) En el www.dmoz.org podemos encontrar un listado de enlaces a otras webs.

Proporcione la mínima cantidad de información posible
Hay información clave, como su nombre y dirección, que se debe de proveer al comprar un producto por Internet. Sin embargo, es común que un negocio solicite más información. Le podrán preguntar sobre sus hábitos de recreación o sobre sus ingresos, información que se utiliza con fines comerciales, como para mandar correos electrónicos “spam” (masivo), correspondencia directa o llamadas telefónicas.

Jamás conteste a una pregunta que usted considere no apropiada para la transacción. La mayoría de los sitios identifican la información obligatoria con un asterisco (*). Si algún negocio solicita obligatoriamente información que usted considera no apropiada, busque otro lugar para realizar su compra.

Su contraseña es sólo para usted
Elija una contraseña segura.
Si el sitio de compra y venta le exige una contraseña para registrarse, tome el cuidado de elegir una contraseña que sea difícil de interceptar por terceros. Siempre trate de elegir una contraseña entre 6 y 12 caracteres, alternando letras minúsculas, letras mayúsculas y números de manera aleatoria. Jamás revele su contraseña a otra persona y cuando escoja una, no utilice combinaciones comunes como la fecha de un cumpleaños, el nombre soltero de su madre, los números de su licencia de manejar o de su Seguro Social. No utilice la misma contraseña en otros sistemas. Las contraseñas más seguras cuentan con 8 dígitos y combinan tanto números como letras.

Verifique si está navegando en la página del sitio
Recuerde que es relativamente fácil para alguien que conozca un poco de informática imitar la apariencia de un sitio. Por lo tanto, es posible que alguien mal intencionado cree un sitio similar a un sitio web conocido, con el propósito de apoderarse de datos como la contraseña, el teléfono y el número de la Tarjeta de Crédito del comprador. Para esto, es posible que hasta imite el domicilio electrónico del sitio, haciendo faltar una letra del nombre, por ejemplo.

En la parte superior de la página está un rectángulo que contiene una dirección electrónica (conocido en inglés como el URL o el Uniform Resource Locator). Verifique que usted está en el sitio deseado.

Aumente sus precauciones cuando haya alguna alteración en la página del sitio que Ud. conoce.

Confirmación
Antes de concluir su transacción, el sitio debe proporcionarle a una página de confirmación donde usted podrá identificar los bienes y servicios que desea comprar, verificar y corregir cualquier error, así como modificar su orden si fuera necesario.

Mantenga fotocopias de sus transacciones
Al terminar su orden debe de aparecer una página que resume su transacción. Recomendamos que se quede con una copia de ella. Además, imprima la página que contiene el nombre del negocio, la dirección, el número telefónico y los términos legales de su compra. Como precaución, recomendamos que archive esta información hasta que termine el periodo de garantía del producto.

Lo más probable es que usted reciba un correo electrónico de confirmación. Asegure una copia para su archivo e incluya otros mensajes que intercambie con la compañía.

Conozca los procesos de entrega por correo
La ley requiere a todos los negocios cumplir con la fecha de entrega del producto de acuerdo a los términos de su propia publicidad. Si no se acordó en un tiempo específico, el negocio debe de despachar el producto en menos de 30 días o darle a usted una opción llamada “Option Notice”. Esta opción le ofrece la oportunidad de cancelar su orden y recibir un reembolso o acordar con el retraso.

Aquí presentamos algunas preguntas clave que debe de considerar antes de ordenar un producto:

¿Existen restricciones de entrega geográficas o de algún otro tipo?
¿Hay otras opciones de entrega?
¿Quién pagará por los costos del correo?
¿Existe algún tipo de seguro para la entrega del producto?
¿Cuáles son los costos de entrega? ¿Son justos?

Conozca los procedimientos de reembolso, cancelación y quejas
Es un hecho que el consumidor a veces se ve obligado de devolver la mercancía. Verifique las políticas de cancelación y reembolso del negocio.

¿Quién paga por los costos del correo?
¿Existe algún tiempo límite para cancelar o devolver la mercancía?
¿Existe alguna multa por las devoluciones?

En el caso de devolver el producto, ¿recibirá crédito de tienda o un reembolso directo a su Tarjeta de Crédito? Si recibe crédito de tienda, pregunte si existe una fecha límite para usarlo.

El hecho de que un negocio opere por Internet no significa que usted debe de recibir mal servicio al cliente. Esto aplica específicamente si usted va a comprar un producto que necesitará de algún tipo de servicio o mantenimiento en el futuro.

¿Hay un contacto para reportar quejas?
¿Cuánto tiempo tiene operando la compañía?
¿Estarán en servicio cuando los necesite?
¿Existe alguna otra opción más práctica para que su producto reciba el servicio que necesita?
¿Existe alguna garantía para el producto y quién responderá por ella?
¿Cuáles son los límites de su garantía y bajo qué circunstancias puede ejercerla?

Use su intuición
Evalúe el sitio. Hay algunas ofertas que son demasiadas buenas para ser realidad.

¿Hay algo que usted cuestiona en la publicidad de un producto o negocio?
¿Están demasiado bajos los precios?
¿Es un negocio nuevo?
¿El sitio tiene demasiados errores ortográficos y gramaticales?
¿Nadie contesta el teléfono de la empresa?

Un negocio que no provee una dirección postal o física puede ser una señal de precaución.

Si usted tiene alguna sospecha del negocio, no dude en hacer sus compras en otro sitio.

Protéjase del robo de identidad
El comercio electrónico indudablemente incrementará los casos de robo de identidad. Hoy en día los delincuentes acuden a tácticas sencillas para robar la identidad de sus víctimas, buscando entre los tambos de basura, robando correspondencia y hasta números de Seguro Social de los archivos de empleadores. Sin embargo, ahora acuden frecuentemente al Internet para abrir Tarjetas de Crédito y hacer sus compras en nombre de sus víctimas.

Los mismos consejos para evitar éstos tipos de robo deben de considerarse para el internet. Pero lo más importante es que usted se familiarice con el negocio y que utilice sólo una Tarjeta de Crédito.

Recomendamos que verifique sus balances durante varios meses después de comprar por internet. Esté alerta de transacciones que usted no realizó y reporte cualquier anomalía a la compañía de su Tarjeta de Crédito.

Obtenga su historial de crédito una vez al año para verificar que todas las cuentas abiertas son suyas.

Tenga precaución de firmar electrónicamente
Una ley federal permite oficiar transacciones por medio de una firma electrónica. Por lo general, esta firma es sólo hacer clic en una caja que indica que usted aceptó los términos de compra.

La ley Electronic Signatures in Global and National Commerce Act, también conocida como el E-Sign Act, es compleja. Esta ley dicta que la firma electrónica valida toda transacción electrónica interestatal o extranjera y que no se necesita de documentos tradicionales y físicos.

Los defensores de los derechos del consumidor se oponen a esta ley porque carece de protección contra el fraude. Un ejemplo es que no requiere a compañías cumplir con reglamentos como de seguridad, protección a la privacidad del consumidor y la verificación del cliente.

Las fallas en las leyes federales obligan a los consumidores a tener más precaución al realizar sus compras por Internet. Los consejos que ofrecemos en este sitio lo ayudarán a escoger los sitios de Internet más seguros y confiables.

Preste mucha atención a los e-mails que recibe.
Tenga cuidado al abrir anexos o cliquear en links de e-mails que Ud. recibe, aunque aparentemente hayan sido remitidos por el sitio de compra y venta en el que Ud. está registrado, porque pueden esconder virus o programas que intentan capturar informaciones suyas.

Aumente las precauciones cuando el e-mail tenga errores de ortografía y/o exija que Ud. ingrese su contraseña u otras informaciones personales en la respuesta o en la página de Internet a la que hay que enviarlo.

Siempre es bueno, al cliquear en el link adjunto a un e-mail recibido del sitio de compra y venta, verificar si la página de Internet que Ud. abre es segura.

Jamás utilice su número de Seguro Social por Internet
Ninguna compra requiere el uso de su número de Seguro Social. Ningún negocio tiene por qué pedirlo. Usted podría ser víctima de robo de identidad si tales datos caen en manos equivocadas. (Vea la Página Informativa #17 titulado “Cómo sobrevivir el robo de identidad” en www.privacyrights.org).

Be Sociable, Share!