Escrito por: Esteban Gómez // No Comments

Hoy en día los consumidores tienen acceso a miles de productos desde sus casas.

Hacer compras por Internet le ofrece mas beneficios al momento de adquirir bienes y servicios, que al comprar en un comercio tradicional o por correo. Internet está siempre abierto – siete días a la semana durante las 24 horas del día – las ofertas son numerosas y variadas, generalmente a precios ventajosos y además le permite comparar precios, investigar funcionalidades y comprar cómodamente. Además de ello, Internet permite ver los productos anunciados en cualquier lugar del mundo en tiempo real a cualquier persona. Todo ello permite que se acorten las distancias y las brechas sociales, geográficas y económicas.

De hecho, para muchos consumidores el Internet ya sustituyó los viajes al centro comercial. Sin embargo, es importante señalar que ambos lugares comparten los mismos riesgos. Aunque en ocasiones esos riesgos podrían ser algo como un error de computadora o un mal servicio al cliente, en otros casos podría ser algo más serio, como ser víctima de un fraude.

 

Be Sociable, Share!