Cookies de Internet ¿Qué son y para qué sirven?

Cookies de Internet ¿Qué son y para qué sirven?

Escrito por: // En fecha: May 14, 2011 // No Comments

Todos hemos escuchado alguna vez hablar sobre las cookies de Internet pero, realmente son muchas las dudas y preguntas que nos surgen al respecto… qué son las cookies, cómo se usan, para qué sirven, son buenas o malas…

Vamos a intentar arrojar un poco de luz para dar respuesta a estas dudas y así poder comprender el propósito de estas galletitas aparentemente inofensivas.

¿Qué son las cookies de Internet?

Una cookie (galleta traducido al español) es un archivo de texto que el servidor web almacena en nuestro ordenador, con el permiso de nuestro navegador, cuando navegamos por sus páginas para almacenar información sobre el uso que realizamos de la página web y nuestras preferencias. Es decir, cada vez que visitamos una página web, la cual utilice cookies, puede pedirle a nuestro navegador que guarde una o más cookies en el disco duro.

Este fichero sólo puede ser leído por el servidor que la creó. Esencialmente es nuestra tarjeta de identificación en el sitio web y no se puede ser ejecutado como código o contener virus.

Datos que puede guardar una cookie

Una cookie puede guardar cualquier tipo de información que escribamos o facilitemos al sitio web, como nombre, apellidos, correo electrónico, domicilio, número de teléfono, tarjeta de crédito, nombre de usuario, contraseñas. Además de datos personales, también puede almacenar datos como nuestra dirección IP, sistema operativo que usamos, navegador y número de páginas visitadas entre otros.

Sin embargo, debes saber que un sitio web sólo tendrá acceso a la información que nosotros facilitemos y no podrá acceder a otra clase de información que haya en nuestro equipo. Las cookies no pueden espiar silenciosamente al usuario para enviar luego la información supuestamente recabada porque ¡son nada más que ficheros de texto! Y en cuanto a la información que almacenen, no debe preocuparse porque oculten secretos, ya que contienen lo que el servidor ha pedido que guarden. Si el servidor posee algún dato confidencial del usuario, será porque el usuario se lo ha entregado antes, desde luego que no porque lo haya robado la cookie.

Otra cuestión diferente es si el servidor pide guardar o no en la cookie números de tarjeta de crédito. Desde luego, esta solución constituye una mala práctica de diseño y lo cierto es que no se encuentra a menudo, pero, entiéndase bien, las cookies no son responsables. Se limitan a almacenar lo que el servidor indique.

Propósito con el que se generan las cookies

Su propósito principal es indicar al sitio web que nosotros ya estuvimos allí y facilitarnos la navegación. Inicialmente se inventaron para ser utilizadas en los carritos de compra virtual, dado que las páginas web son estáticas y no contienen memoria. De esta forma se puede saltar de página en página sin perder la información de la cesta.

Su uso es extendido y muchos sitios web lo emplean para ofrecernos contenido más personalizado acorde a nuestras preferencias, otros almacenan usuario y contraseña para no tener que estar escribiéndolos cada vez que cambiamos de página y otros para auto-completar formularios.

Tipos de Cookies

Hay dos tipos: “de sesión” y “permanente“, que se diferencia por el tiempo de duración.

Las cookies de sesión son memorizadas y utilizadas mientras navegamos por el sitio web. Una vez que nos marchamos expiran, y las cookies permanentes se guardan en el disco duro y permanecen hasta que nosotros las borremos manualmente o programemos en nuestro navegador para que se borren.

Las cookies de Internet son ¿Buenas o Malas?

Fueron creadas para que nuestra experiencia en Internet fuese más personalizada y ágil. Se crearon con buenas intenciones y gracias a ellas las Compras por Internet, registros de formularios, personalización del contenido basado en nuestras preferencias y acceder a diferente contenido web privado sólo facilitando nuestros datos de acceso una única vez son algunas de las muchas ventajas que ofrecen.

Es decir, los datos que una cookie guardan son “hábitos de navegación” y “datos personales“, y aunque fueron creadas para ayudarnos, es inevitable que existan malas intenciones de muchos sitios web y quieran apoderarse de esta información privada para realizar un uso diferente del propósito con el que se crearon.

Se supone que se han creado de mutuo beneficio, tanto para el usuario como para el sitio web. Pero los intentos de spyware y adware para coger esa información y utilizarlos para bombardearnos con publicidad no deseada es difícil de evitar.

Por tanto, es importante que conozcas que son las cookies de Internet y no olvides revisar la configuración de tu navegador, porque las cookies pueden permitir a ciertos sitios web que rastreen todos nuestros movimientos durante nuestra visita al sitio web.

Be Sociable, Share!