10 consejos de seguridad informática para veraneantes

10 consejos de seguridad informática para veraneantes

Escrito por: // En fecha: July 8, 2011 // No Comments

Llega la época del año más esperada por todos, las vacaciones de verano. Durante este período se dedica más tiempo a navegar y a relacionarse por Internet, utilizando para ello todo tipo de herramientas o redes sociales. Si hace unos años las conexiones se limitaban a ordenadores públicos, este año el espectro es mucho mayor gracias a los diferentes dispositivos móviles que se han puesto tan de moda en los últimos meses como las tabletas o los ‘smartphones’.

Pero el uso de estos periféricos también conlleva riesgos de seguridad que conviene conocer para prevenir potenciales pérdidas de datos, robo de dispositivos y, por lo tanto, acceso a información confidencial, ‘phishing’ bancario, timos telefónicos, etc.

  1. Proteger el acceso a la información del dispositivo: “todos nos acordamos de introducir nuestro PIN cada vez que encendemos los dispositivos, pero pocos recordamos establecer la contraseña de seguridad para desbloquearlo cuando ya está activo”. Es recomedable introducir una contraseña de seguridad para acceder a la información del dispositivo. De este modo se aumentan las barreras contra un posible robo de datos.
  2. Utilizar sólo conexiones fiables: “Es mejor conectarte, en la medida de lo posible, a una red que tenga contraseña o cifrado”. En ocasiones, las redes WiFi gratuitas son “trampas puestas por ciberdelincuentes” que interceptan el tráfico de red de todos los dispositivos que se conectan a ellas, teniendo acceso a todo tipo de información. Además  muchas aparecen como redes y son conexiones punto a punto con otros PC.
  3. Cuidar las conexiones entrantes: activar el bluetooth y el Wi-Fi sólo cuando se necesiten utilizarlos, de forma que no se conviertan en puertas abiertas a posibles intrusos. También proteger con contraseñas el acceso al terminal a través de estas conexiones.
  4. Mantener en correcto funcionamiento las memorias extraíbles: si se comparten tarjetas, memorias USB o dispositivos similares para compartir archivos entre portátiles, ‘tablet’, cámaras de foto y vídeo, etc., Es necesario analizarlas siempre con un antivirus para asegurarse de que no contienen ninguna amenaza que pudiera distribuirse a los diferentes periféricos.
  5. Proteger la privacidad: existen bandas organizadas que se dedican a espiar la información y los movimientos que los usuarios comparten a través de redes sociales o aplicaciones de geolocalización, y podrían aprovechar la ausencia para invadir propiedades inmobiliarias. “Es muy recomendable recordar utilizar el sentido común y no dar excesivos datos sobre nuestra ausencia para vacaciones”. Por lo tanto, evitar publicar y compartir fotos a través de las tan conocidas redes sociales como Facebook o Twitter, con personas que no se conozcan.
  6. Cuidar las contraseñas: utilizar diferentes contraseñas para los distintos servicios a los que se accede “sigue siendo una utopía” por cuestiones de comodidad. Además, “siempre es recomendable cambiarla cada tres meses como mínimo y no es buena práctica guardarla en nuestros dispositivos para que no tengamos que teclearla una y otra vez”. Eso puede suponer que, en caso de robo, el ladrón puede acceder a todo tipo de cuentas con datos personales.
  7. Ojo si juegas online: los ‘gamers’ no tienen una gran concienciación sobre los riesgos a los que se enfrentan: no sólo este colectivo es blanco de los ciberdelincuentes, sino que, además, es un blanco “fácil”, ya que un 20 por ciento no utiliza ninguna protección antivirus, y de los que la usan, el 20 por ciento no lo actualiza.
  8. Mucho cuidado con las ofertas online: “tanto si las recibes en tu correo, como si las encuentras en sitios web, te asaltan a través del Bluetooth, te la ofrecen en forma de código Bidi o QR, o te llegan por redes, desconfía de ellas”.
    El verano es una de las épocas en las que más abundan todo tipo de estafas que usan Internet para conseguir mayor difusión y anonimato. Hay que evitar caer en la trampa y desconfiar de alquileres extremadamente económicos, billetes de avión a precios irresistibles, suculentas cenas en sitios de lujo y cualquier otro tipo de ofertas suculentas en sitios web.
  9. “Si se utilizan ordenadores públicos es preciso recordar que igual que tú, otros pueden acceder a su información”. Por lo tanto, es recomendable evitar conectarse desde ellos a redes sociales, cuentas bancarias, realizar compras o reservas, etc. La información podría ser capturada si el ordenador está infectado, o podría almacenarse en forma de ficheros temporales y quedaría a disposición de cualquiera que accediera a dichos archivos.
  10. Por último, proteger el equipo: para aquellos que siguen utilizando el portátil es necesario instalar un buen software de seguridad que detecte todo tipo de amenazas de forma proactiva que impida resultar infectado por cualquier de los millones de códigos maliciosos que cada día se mueven por Internet. Además no está de más, tener un segundo activirus a disposición.

Si se tiene la más mínima sospecha de que información o datos de un dispositivo han podido ser comprometidos, lo más recomendable es actuar deprisa: anular  tarjetas bancarias, cambiar contraseñas y denunciar el robo.

Be Sociable, Share!